inicio > Hacia el sur, más sur

FALSA ESCUADRA

  • cine teatro urquiza

Hacia el sur, más sur

Romina Sánchez
Agrandar fuente Achicar fuente

Nació en los 20, cerró en los 70 y en su historial cuenta, entre otros hitos, la actuación de Carlos Gardel. “Fue el 6 de junio de 1932”, recuerdan los vecinos de Parque Patricios, con nostalgia pero lejos de la resignación. En Caseros 2826, donde se yergue -o se derrumba- el Cine Teatro Urquiza, el año pasado el barrio empezó a notar movimientos extraños. Después de su cierre como espacio cultural, fue un concesionario, luego un mercado que mutó en supermercado chino. Y fue justamente en agosto que tanta oferta y tanta promo -tanta ganga-, hizo demasiado ruido.

“La empresa constructora dueña del edificio no le iba a renovar el contrato de alquiler al supermercado, ya vencido, porque el proyecto para ese lugar era otro: tirar abajo la construcción y reedificar. Entonces ahí los vecinos, sin conocernos, empezamos a organizarnos y juntamos 5000 firmas para evitar ese objetivo. Logramos, en poco tiempo, que el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario número 12 a cargo de Lidia Lago, emitiera una medida cautelar que protege al cine de ser demolido y modificado en su apariencia arquitectónica”, relata Leticia Marrone, integrante del Movimiento Vecinal por la Protección y Recuperación del Cine Teatro Urquiza.

Los vecinos fueron por más y, un mes después, consiguieron apoyo legislativo. Tres son los proyectos que aún esperan ser tratados en comisiones, para luego pasar al recinto: el de declarar al edificio de Caseros 2826 como patrimonio cultural en la catalogación de sitio histórico (de Susana Rinaldi), el que insta a generar una protección cautelar (de María José Lubertino), y el de expropiación, para reabrir el espacio como cine-teatro (de Laura García Tunón).

Y el sábado 14 de junio, en medio de la fiebre mundialista y el lógico frío, la mesa multisectorial que impulsa la recuperación del lugar -compuesta también por los movimientos que motorizaron el rescate del Cine El Plata, Cine Teatro Aconcagua, Cine Teatro Rivadavia y el Cine Teatro Taricco- realizó una jornada en las puertas del lugar, para dar visibilidad al reclamo. “Vinieron todos, menos del Pro”, comenta Leticia.

“Mi mamá venía a este cine. Todo, menos las butacas, es original. Ella me contaba que durante las funciones el techo se deslizaba y podías ver las estrellas”, dice Marrone, al borde de las lágrimas. “Si se reabre el Cine Teatro Urquiza, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) se comprometió a responsabilizarse de la parte técnica del emprendimiento”, precisa.

Ahora, los vecinos se encuentran preparando otra jornada, esta vez para el día del niño. “Queremos que respeten nuestra opinión, nuestros intereses”, sostienen. Y agregan: “Necesitamos un espacio cultural. De Rivadavia hacia el sur no hay cines, ni siquiera salas de las cadenas”. ¿Quién podrá rebatirles semejante argumento?