inicio > Hincha moral

WHISKYPEDIA

Hincha moral

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

El hincha moral es aquel sujeto que apoya en mayor o menor medida a un equipo de fútbol ya sea a nivel clubes o selecciones nacionales en función del grado de afinidad política, social o cultural que represente la escuadra objeto de adhesión respecto del pensamiento del individuo.

Comportamiento

El hincha moral es un sujeto que decide su apoyo a un determinado equipo en función de sus creencias políticas, religiosas, culturales, amatorias o lo que fuere. Para ello previamente analizará la historia de cada uno, sus vicisitudes políticas, su acontecer geopolítico, su forma de gobierno y/o la idiosincrasia, para así tomar postura por uno u otro y extender a cuestiones extrafutbolísticas, y por ende a un plano hipotéticamente más elaborado, su apoyo, formulando explicaciones como: “Yo hinché por Camboya porque era admirador de Pol Pot, a pesar de que los Khmer Rouge se fueron de mambo con algunas cositas”.

En el debate interno de un grupo de hinchas morales se puede llegar a férreas discusiones al momento de determinar el apoyo a una selección. En ese sentido se analiza el fixture y se verá que partidos son polémicos. Por ejemplo, un Estados Unidos – Alemania es un encuentro de alto riesgo moral en el cual habrá que decidir si se apoya a la encarnación del imperialismo o a la nación que engendró el nazismo. Otra crisis del hincha moral se suscita en un España – Portugal. ¿Daremos nuestra adhesión a una monarquía anquilosada o hincharemos por Cristiano Ronaldo?

Clasificación

Hay dos tipologías de hinchas morales. Una es el anti, el cual se volcará por el equipo contrario a aquel que le produzca rechazo. Por ejemplo, un antiimperialista hinchará por cualquier equipo que juegue contra Estados Unidos. El anti determinará una categoría de males menores por los cuales hinchar en virtud de que se enfrente a otro mal mayor.

El anti ha ganado protagonismo en la Argentina, teniendo en cuenta la realidad política local. En ese sentido el anti aguarda que cada acontecer del Mundial influya negativamente, sea en el gobierno nacional, sea en gobiernos vecinos afines a la línea ideológica que rige hoy por hoy en el país.

Ya desde Sudáfrica 2010 el hincha anti se siente plenamente identificado con un determinado equipo nacional: Uruguay. Conceptos como garra, nobleza, una supuesta humildad y Punta del Este han solventado esta postura. En ese sentido, En la UCR hay una marcada adhesión por la Celeste, ya que los radicales, al igual que los uruguayos, hacen un culto de la moderación ética hasta que pueden dar una mordida.

El otro caso es el Pro, quien hasta las últimas consecuencias pujará por aquellos equipos afines a sus ideas, máxime si el oponente encarna una oposición dialéctica. Este tipo de hincha se creía extinguido tras la caída del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría aunque últimamente ha tomado auge. El maniqueísmo que caracterizó el mundo capitalista frente al bloque comunista permitía una clara identificación de este sujeto, el cual no dudaba por quien hacer fuerza en un partido entre Alemania Oriental – Inglaterra, aunque se complicaba la situación si había que decidir en un cotejo entre Unión Soviética y Yugoslavia. Se cree que la figura del Mariscal Tito fue determinante en muchas lides al momento de volcarse por uno u otro lado.