inicio > Ranking de honestismo

WHISKYPEDIA

Ranking de honestismo

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

El ranking de honestismo es una clasificación de personajes los cuales son ordenados en función del criterio de la gente, ese ente citado por Mirtha Legrand, y Luis Majul. Esto es, la gente vota una encuesta y de ahí surge quien es el más capo de los honestos y a quien es el menos. Quién no figure en esta nómina se hace acreedor a una citación del juez federal Ariel Lijo.

Posiciones

El ranking de los honestos según la gente argentina va por su tercera edición. En esta ocasión el ganador ha sido el Papa Francisco I, alias Jorge Bergoglio (o viceversa), completando el podio el fallecido cardiólogo René Favaloro y la malograda monja Agnes Gonxha Bojaxhiu, más conocida y pronunciable como Madre Teresa.

Lo sorprendente es el décimo lugar del sofista Jorge Lanata y el decimoquinto del fiscal José María Campagnoli. Partiendo de estas llamativas elecciones por parte de, insistimos, la gente, no llama tanto la atención que hayan dejado atrás a la adalid honestista María Elisa Avelina Carrió (puesto trece) sino que no haya ingresado en el ranking el juez de Nueva York Thomas Griesa.

Además de Griesa, llama poderosamente la atención que no haya más radicales y uruguayos en los primeros puestos del ranking. Y que tampoco figuren personalidades que han hecho llamamientos a la honestidad cruda, como Luis Barrionuevo, quien se ofreció a sacrificar sus ingresos durante un bienio en pos de la Patria, máxime si tenemos en cuenta que tanto él como su eventual adlater, el dirigente camionerofutbolísitco Hugo Moyano cuentan hoy por hoy con los favores de los medios que construyen la realidad en la que vive ese ente conocido como la gente.

Criterio

Las variables a tener en cuenta a la hora de formular el ranking de honestismo son desconocidas, tanto o más como los factores que la FIFA valora cuando lleva a cabo su clasificación de selecciones nacionales. El gestor de esta clasificación, el consultor Jorge Giacobbe, en su análisis justificó que la elección de Campagnoli por parte de, hacemos hincapié, la gente, obedece a que su “irrupción en los medios y opinión pública lo convirtieron también en un símbolo de honestidad”. Teniendo en cuenta esto es incomprensible cómo otros personajes habitués de los medios y la opinión pública no figuran en el ranking, como por caso Ricardo Caruso Lombardi, por ejemplo.

También, al momento de analizar los criterios, cabe tener en cuenta la gran derrota sufrida por Jesús de Nazareth, también conocido con su nombre artístico de Jesucristo, el Mesías, quién se ubicó en el lugar 34, apenas por debajo de Susana Giménez (33).

Y quizás esto nos sirva como indicador. La ausencia de cheques durante la época del Imperio Romano sería la clave por la cual Jesús nunca firmó cheques sin fondos, no su honestidad. Por ello, y subrayamos, la gente opta por Lanata que firmó algunos. Es que la gente no sabe cuántos pudo haber firmado Jesús si hubiesen existido en su época. Como así tampoco, y esto en función de la comparativa con la señora Giménez, si había Mercedes Benz importados con oblea de discapacitados que esconder.