inicio > Muro de Clarín

WHISKYPEDIA

  • muro de clarin

Muro de Clarín

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

El Muro de Clarín, denominado oficialmente de esa manera por el Grupo Clarín, y también apodado por parte de otros medios de comunicación y la opinión pública occidental como “Muro de la vergüenza”, fue parte de la frontera que comenzó a construir dicho grupo empresario como parte de un plan tendiente a instalar una república propia dentro de la Argentina, donde tuvieran vigencia sólo aquellas leyes convenientes a los intereses del Grupo en desmedro del resto. Es decir, de la misma manera que vinieron actuando los últimos 30 años de democracia pero con territorio propio.

Construcción del Muro

El Muro de Clarín fue construido en la zona de Barracas, allí donde el Grupo tiene sus oficinas principales, separando sus instalaciones del barrio a su alrededor. La construcción del Muro fue un secreto empresario de la administración Magnetto, y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no tomó nota de su construcción sino hasta que ya era un hecho consumado, pues fue tal el sigilo que ni un solo inspector notó la aparición de máquinas, material de construcción e, incluso, un Muro.

Objetivo político

El objetivo de la construcción de un Muro era sostener en el interior de la empresa a los empleados que lentamente comenzaban a buscar otros destinos profesionales fuera de Clarín, luego de que el diario rifara durante años todo el prestigio que había construido. La avalancha de deserciones luego del conocido affaire Santoro, donde el prestigioso periodista Daniel Santoro se jugó su reputación en una nota sin fuentes y con puros potenciales sobre una cuenta en el exterior que jamás existió, provocó que la administración de la empresa viera con buenos ojos la propuesta de construir una valla de contención. Pero rápidamente lo que parecía ser una metáfora se convirtió en una estructura arquitectónica de existencia material y concreta. Fue la salida de Zlotogwiazda y Tenembaum lo que terminó de definir la construcción del Muro y el símbolo del endurecimiento del régimen de Magnetto que ya no permitía disidencias de ningún orden.

Estructura

El Muro de Barracas estaba provisto de un sistema muy complejo de alambre de espinas, fosos, barreras antitanque, recorridos en patrulla y postas a lo largo del mismo, que eran cubiertas por los soldados más fieles del régimen, como el caso de Los Leuco, padre e hijo, que recorrían el muro de punta a punta, no sólo observando posibles fugas sino alertando sobre posibles deserciones futuras, rasgo que no los convirtió al interior del Grupo en los sujetos más populares.

Caída del Muro

Luego de una serie de cuestionamientos, el Poder Judicial resolvió que el Muro de Clarín debía ser derrumbado pese a las intenciones del Grupo Clarín de constituir su propio territorio libre asociado al estado argentino. Sin embargo, pese a la orden judicial, el Gobierno de la Ciudad manifestó no poder derrumbar el Muro debido a que no habían sido ellos quienes lo habían construido, generando una nueva jurisprudencia a partir de la cual cualquier cosa que no sea construida por el GCBA, a saber, un hipódromo adentro de los túneles del subte, no puede ser desmantelada por ese gobierno ya que no fue quien la construyó.