inicio > El que se calienta porque no consigue entradas para el CCK

ESTEREOTIPOS

  • cck

El que se calienta porque no consigue entradas para el CCK

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

Le gustaría que fuese pago.

Está bastante a favor de la movilidad social ascendente salvo cuando los beneficiarios le cagan las entradas para Martha Argerich.

Puede ser el paranoico que cree que “está todo arreglado”.

Cree que casi todo lo que pasa por internet está “digitado”.

Tarda bocha cada vez que va al cajero automático.

Cree que a los pobres le gusta hacer cola.

Su hijo va a una escuela progre privada que los días de paro docente hace «una jornada de reflexión».

Le dice “señorita” a la telefonista de Telefónica.

Le molesta un poco cuando llama para quejarse y lo atiende un ecuatoriano.

Le molesta porque algo en el fondo lo empuja a “contenerse”.

En realidad dice automáticamente que es ecuatoriano pero no sabe si es colombiano o panameño.

Llama por el nombre de pila a la chica que “los ayuda en casa”.

Ayuda de forma exagerada a los turistas en la calle.

Se animó y una vez escuchó el programa de los Leuco en Mitre.

Igual Leuco hijo le pareció medio nabo.

Es abonado de Tecnópolis salvo en vacaciones de invierno.

Le cabe el cine-arte.

Participa de los debates del Arteplex.

Va por lo menos una vez por mes al BAMA.

Coincidió por lo menos una vez con algún tuit de Campanella o del hijo de Cappa.

Participó de la movida para que no cierren el videoclub Master.

Pide recomendaciones a los libreros de Yenny.

El spot de Massa de las asignaciones le pareció bastante razonable.

No le parece bien que se llame Centro Cultural Kirchner y trata siempre de acotarlo en cada cena familiar o de amigos.

Ahora igual empezó a bancar el programa Qunita porque se enteró de que hay uno igual en Finlandia.

Le gusta Linierrrs.