inicio > Cinemar

NOTAS

anteriorsiguiente
  • mar del plata
  • eva no duerme
  • 8888

Cinemar

David Fernández
Agrandar fuente Achicar fuente

El próximo 30 de octubre comienza el 30º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Con más de 400 películas, homenajes a Leonardo Favio y Hugo del Carril, la visita de Johnnie To y varias perlas diseminadas a lo largo de sus competencias y secciones, la edición 2015 promete ser una de las más ricas y recordadas de la historia de este viejo festival. Del derrotero del cuerpo de Evita al metal pesado, de El nacimiento de una nación de Griffith al slasher versión local, repasamos algunas de las propuestas más interesantes que podrán verse en Mar del Plata.

El cine se vive de un modo distinto en Mar del Plata. Lejos del caos de la gran ciudad del BAFICI, la playa construye un contexto ideal para disfrutar del festival. Habrá más de 400 películas para elegir entre el 30 de octubre y el 7 de noviembre, en una amplia oferta que trae los nuevos trabajos de directores consagrados (Miike, Kitano, Sion, Maddin, Gomes, entre otros), homenajes a Leonardo Favio y Hugo del Carril, la Competencia Internacional, Latinoamericana y Argentina, la sección de medianoche “Hora Cero” y mucho más. El 30º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, con la dirección de José Martínez Suárez y la dirección artística de Fernando Martín Peña, promete una edición memorable.

Pablo Conde y Marcelo Alderete trabajan en el equipo de programación del Festival desde 2009. Conde cuenta cómo es el trabajo del programador en Mar del Plata: “Martínez Suárez te va a decir que apenas termina un festival empieza el siguiente. Es muy cercano a la verdad, pero creo que comienza mucho antes. Porque uno siempre suma ideas y proyectos que le gustaría que sucedan. Sin embargo, no todos los años pasa lo que tenemos planeado, entonces uno se va guardando ideas de retrospectivas, invitados, focos”. Alderete también adhiere a la idea de que ser programador es un trabajo constante. “No hay manera de que puedas separar cuándo estás trabajando y cuándo no. Estás viendo las películas o estás leyendo e investigando sobre algo. De hecho, si me dejaras, yo podría programar tranquilamente otro festival durante el año”.

Además de la visita de Arnaud Desplechin, que presentará Tres recuerdos de mi juventud, la película de apertura del festival, estará en Mar del Plata Johnnie To, uno de los directores preferidos del público, que vendrá a acompañar al musical Office, su último trabajo. Alderete cuenta cómo fueron las gestiones para traer a To: “Lo estamos invitando desde hace varios años. Siempre vimos sus películas en el festival. En una carta le conté que había un grupo grande de fanáticos de su obra, así que supongo que eso también le habrá despertado cierta curiosidad”. Sin embargo, esas no serán las únicas visitas relevantes a Mar del Plata. “Este año va a haber muchos invitados, gente no muy conocida, pero que debería serlo, que viene a presentar sus películas”, sostiene Alderete. “Estarán Abbas Fahdel, director de Homeland (Iraq Year Zero) una película fuerte, y Pierre Léon, un realizador francés que me gusta mucho, que va a presentar Deux Rémi, Deux, una adaptación libre de El doble, de Dostoyevski. También viene un director canadiense muy joven, Isiah Medina, que trae su ópera prima, 88:88. Se estrenó en el festival de Locarno y fue una sorpresa para todo el mundo”.

eva no duermeArgentinas en competencia

Eva no duerme, de Pablo Agüero, estará en la Competencia Internacional. La película de Agüero toca un tema difícil: la odisea del cuerpo de Eva Perón. “La historia real del cuerpo de Evita es una de las más increíbles y cinematográficas que he oído en mi vida. Sin embargo, nunca había sido llevada al cine. Mi principal elección fue tratar el símbolo de Evita y no la historia de Eva Perón como persona. Por eso hice lo contrario de un biopic. Creé algo así como un nuevo género: el necropic. De esta manera, no entro en el debate político partidario sobre la legitimidad del peronismo. Me interesa otra dimensión más profunda de la política: la desaparición del cuerpo de Eva anuncia otras miles de desapariciones, pero la vigencia de su figura prueba que no existe fuerza represiva capaz de borrar un símbolo, un mito, una memoria colectiva”, dice Agüero. Después de presentar Eva no duerme en los festivales de San Sebastián, Toronto y Roma, Agüero relata una anécdota de esas proyecciones: “Tuve un premio maravilloso: descubrir que el recio Daniel Fanego (que interpreta al general Aramburu) había llorado durante toda la película. Verlo pararse en posición casi combativa, con un brazo alzado haciendo la ‘V’ de la victoria, ante la multitud que lo aplaudía. Y al salir, me abrazó fuerte y me susurro, como sorprendido: ‘¡Está viva!’”

En Competencia Argentina estará Cómo casi funcionan todas las cosas, de Fernando Salem. “Es una película indie, chiquita, con grandes interpretaciones y muy humana. Cuenta la historia de Celina, que se vuelve adulta después de cruzar un desierto cargando con enciclopedias que dicen tener todas las respuestas. Pero hay cosas que no tienen explicación, y no nos queda otra alternativa que la de sentir, en vez de pensar”, cuenta el director. Salem también explica por qué tiene un significado especial el estreno de su ópera prima en el Festival: “En 2006 estaba en Mar del Plata presentando el corto Trillizas Propaganda y empecé un cuaderno, el primero de tantos que escribí con ideas para la película. Siento que se cierra un círculo. Es un festival que amo, en una ciudad que disfruto mucho, porque me representa. Es nuestro Acapulco, nuestro Mónaco, nuestro Cannes. Es el peronismo convertido en playa y eso es conmovedor”.

La fiesta de la medianoche

Hay dos festivales dentro del Festival: uno es en la Competencia Internacional, que convoca a todo el mundo al Teatro Auditórium (la sala más grande de Mar del Plata), y después está la medianoche, que para mí es el lugar más simpático de cualquier festival, porque es donde uno relaja y se limpia el paladar. Después de haber visto películas arriesgadas y jugadas en cuestiones artísticas, llega a un lugar donde uno puede reaccionar viendo cine de género bien construido”, afirma Conde, que es el encargado de la programación de “Hora Cero”, la sección de medianoche. “Tengo el ojo muy puesto sobre qué películas van a la medianoche. A partir de la respuesta del público, entiendo que por ahí pasa más el festival”. En el momento de las recomendaciones, Conde aclara, entre risas, que nadie debería ver Aaaaaaaah!, de Steve Oram. “No la recomiendo, no la vean. Es la más zarpada y loca del festival. Oram, su director, guionista y protagonista, va a venir a presentarla. Es la película más pasada de rosca que tuvimos en el festival en los últimos años”.

En “Hora Cero” también habrá lugar para los estrenos de las argentinas Daemonium, de Pablo Parés, y Toda la noche, de Tamae Garateguy y Jimena Monteoliva. Después de cinco años de trabajo y una muy buena recepción de los capítulos previos en Internet, Parés define a Daemonium como “un largometraje episódico al estilo de ‘Pulp Fiction’, pero en tono de ciencia ficción”. En Mar del Plata se va a proyectar una primera versión de la película, a modo de test screening, para ver cómo funciona con el público. Por su parte, Toda la noche vaticina un vendaval de sangre y sexo. “Teníamos ganas de dirigir juntas y de hacer una película rápida y rockera. Se nos ocurrió que podría ser la historia de un grupo de jóvenes que se drogan y se van al campo, donde los estados alterados desatan sus pasiones y temores. Toda la Noche es una película de drogas con perfume slasher”, afirma Garateguy, en referencia a uno de los subgéneros del terror. “Quisimos usar como base el género slasher para darle otra visión. Seguir la fórmula, pero darle una vuelta. No considero que Toda la noche sea un slasher propiamente dicho, aunque sí de raíz”, completa Monteoliva.

8888Banda sonora original

Hora Cero” también tiene una sección dedicada a las películas musicales. Ahí se verá Sucio y desprolijo: El heavy metal en Argentina, de Lucas Lot Calabró y Paula Álvarez. Los directores describen al público del heavy metal argentino: “Son gente muy laburante, principalmente de clase obrera, que se manejan con códigos y valores como la amistad y la lealtad. Son gente con un alto valor por la familia. Se cuidan entre ellos, no molestan a nadie y les gusta analizar y discutir lo que escuchan. Son el público más organizado y menos quilombero de toda la movida rockera”. El documental cuenta con los testimonios de los músicos más representativos del heavy nacional: Claudio O’ Connor, Walter Giardino, Claudio Marciello, Alberto Zamarbide, Antonio Romano, y por supuesto, Ricardo Iorio.

Con un enfoque más experimental, sin entrevistas y con mucho material de archivo, también estará en la misma sección Entre dos luces – Suárez. Primera parte, de Fernando M. Blanco (también guitarrista de Valle de Muñecas), sobre la mítica banda de Rosario Bléfari. “Es una película bastante punk, no creo que le llegue a cualquier persona. Hay un grano y una sensación de material en crudo. Todo el material salió de una pequeña cámara casera VHS”, dice Blanco. El director también adelanta que habrá una continuación del proyecto: “En realidad, no había dos partes, solo habíamos llegado a la conclusión de que debía llamarse ‘Primera parte’ porque la película cuenta el período entre sus dos primeros discos, con Marcelo Zanelli en guitarra, que se fue de la banda después de Horrible (1995). Más allá del eje de la primera parte, en la segunda va a ser bastante diferente el enfoque, la estética y el contenido. De hecho, no va a llamarse Entre dos luces y va a involucrar a mucha más gente el proceso”.

Lexter, la ola perfecta, de Luis Díaz, también tendrá su estreno en el Mar del Plata. Díaz define a Lexter, el protagonista de su película: “es un viejo héroe de la cultura pop caído en desgracia. Es esa especie de ‘maestro de la vida’ que ve todo mal en el presente, que piensa que lo mejor ya fue, pero que no deja de alentar para que sigamos probando, molestando y haciendo”. La banda sonora de Lexter cuenta con temas de Él mató a un policía motorizado, Bestia Bebé y Lash Out, entre otros. “Todo empezó con el tema que da título a la película, ‘La ola perfecta’, de Airbag, la banda de punk pop española. Me encantó la canción cuando salió y resignificó la historia que estaba escribiendo”, cuenta Díaz.

La identidad del festival

Me parece que el valor más grande que tiene el festival es que es imposible que no haya algo que no te interese. La idea es que algo encuentres, que algo te hable”, afirma Conde. “Creo que la identidad del festival es justamente la falta de identidad. Es una especie de esquizofrenia. Podés encontrar una película hecha en video como 88:88, un diario personal muy poético, totalmente moderna y anti-narrativa, y al mismo tiempo saber que vamos a proyectar El nacimiento de una nación (1915), el clásico de Griffith. No hay un arco más amplio que dar esas dos películas. En los estilos de cine que muestra el festival te das cuenta del arco que tiene Mar del Plata. No sé si hay otro festival en el mundo que lo tenga”, concluye Alderete.