inicio > “El caramelo de doble apellido”

CORTE PUBLICITARIO

“El caramelo de doble apellido”

Marisol De Ambrosio
Agrandar fuente Achicar fuente

Marisol De Ambrosio

¡Ay, la nostalgia del año 2000! De La Rúa, el gobierno radical, el aire menemista que se respiraba aún. Estaba en pantalla por ese entonces un comercial muy popular con un single pegadizo: “Los peladores de Butter Toffees”, especie de grupo de mayordomos que les pelaban los caramelos a los millonarios.
La humillación y la explotación de clase se reivindicaba en una canción, cuando los peladores entonaban “a veces nos dejan oler su aliento y con eso ya estamos contentos”, “y si hay algun error sueltan los canes” o “el patrón nos deja chupar sus dedos, deja que la vida disfrutemos” (obvio que con la escena correspondiente a cada uno de los episodios).
La degradación del trabajador estaba tan naturalizada que una publicidad de esas características no llamaba demasiado la atención, salvo por las “jocosas” escenas de los infortunados peladores, que corrían a sus desinteresados patrones para entregarles el caramelo como corresponde.
Con siete años de kirchnerismo encima ustedes imaginensé el espamento que semejante guachada hubiese causado.
Siempre habrá alguna Mirtha o un Morales sueltos, pero el imaginario popular giró a la izquierda, posta, eh.