inicio > Sucede

ENTREVISTAS

  • entrev

Sucede

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

Esa falta de género que ocurre cada domingo nos impide definir exactamente qué es el Sucede. Podríamos considerarlo una especie de laboratorio de multiartistas, que durante tres horas sucumben al ritual de lo inesperado e interpretan la escena ahí, en ese momento, sólo con dos o tres ensayos previos, rompiendo la monocromía de los espectáculos tradicionales. Respiran la adrenalina que los puede conducir al fracaso o al éxito de la creatividad, en el escenario de lo único. ¿Se yuxtapone el arte con el cambio tecnológico? Para este este híbrido de talentos la respuesta es afirmativa: la última creación del Sucede, el espectáculo a la gorra que se presenta los domingos de octubre en La Oreja Negra, construye, en cada presentación y de forma única, una especie de ser orgánico y contemporáneo con forma de mash up: teatro, poesía oral, música en vivo, redes sociales, baile y mucha locura, en donde el desborde del arte es interpretado con la densidad de la improvisación. Cuando el telón se cierra, el director, Sagrado Sebakis y tres de sus protagonistas, Diego Arbit, Mariana Bugallo y Andy Sakkal, nos cuentan de qué se trata esta apología de la desmesura artística.

Por Fernando Ressia
Foto: Silvina Galzerano

¿Cómo sucedió el Sucede?
Sagrado: En un ciclo de verano, nos juntamos con Diego y dijimos: “bueno negro, tenemos que laburar”. Ya veníamos haciendo cosas juntos que fueron de alguna manera antecedentes que permitieron que surja el Sucede, que se llamaban Poesía Estéreo, el Slam de Poesía, que hacíamos desde hace como 4 años.
Diego: Teníamos hambre básicamente.
Sagrado: Y apareció el Sucede. ¿Viste esas noches de verano donde todo funciona? Bueno, sucede. Ese es nuestro lema originario.
Andy: La idea del nombre también tiene que ver con que es un concepto que no cierra, sino que abre. Eso tiene que ver con lo que somos nosotros. Siempre es todo quilombo, pensamos que va a fallar, nos cagamos en las patas, pero sin embargo sucede.

¿Cómo es el proceso de creación?
Sagrado: Es difícil de hacer, porque siempre hay mucho material nuevo. Falso Folk tiene contenido original todas las semanas. En Brandon, en el último lugar en donde hicimos las presentaciones, teníamos mayoría de sketches viejos y no más de dos nuevos. Nos cagábamos de risa y era bastante más sencillo todo. Pensá el laburo que le lleva a una compañía de teatro hacer una obra: puede llegar hasta 12 meses de ensayo o más; nosotros lo hacemos en tres ensayos totales. De ahí sale todo y yo me tomo un día más para pensar la obra como totalidad. La dinámica semanal es la siguiente: cuando termina la función del domingo, al otro día todos tenemos la mente en blanco. El martes tengo una idea más o menos fija de lo que quiero que hagamos. El miércoles tenemos el primer ensayo y generalmente hacemos un solo sketch bien y termina siendo la base del espectáculo. El viernes construimos toda la obra, que es lo más cansador de todo. Dura unas cuatro o cinco horas donde terminamos fulminados. El domingo encastramos todo y sacamos la obra.
Diego: Es muy incómodo y muy trabajoso hacer el Sucede. En los primeros shows laburábamos con cosas viejas: material de Poesía Estéreo, de Ale Berón y de Mariana. Después, cuando Sebakis ocupó el lugar de director más firmemente empezamos a generar más contenido, que fue virando hacia sketches teatrales, agregando música y elenco. Y con el tiempo, sobre todo en el ciclo que estamos haciendo ahora, se fue haciendo todo con más trabajo y menos tiempo. Generamos material artístico muy rápido.
Andy: También hay trabajo por fuera de los ensayos generales. Cada uno se va con una idea en la cabeza y nos vamos juntando aisladamente. Después cae todo ese quilombo ensamblado y hay un poco de magia. El hecho de que lo armemos en tan poco tiempo genera mucho vértigo.

Hoy es martes, ¿tienen la idea del próximo show? ¿Quieren adelantarla?
Sagrado: No, pero te digo que va a tener que ver con lo que venimos haciendo. El concepto se llama mash up y lo que laburamos es un falso folk. Se llama así porque nos reímos cuando el género está completamente bien jugado, cuando cada folklore está hecho seriamente. Cuanto más fino se ve en la pantalla, cuanto más trabajado está, mejor suele salir. Nosotros lo que hacemos es al revés: “jugamos” al género; la semana pasada, por ejemplo, podría haber sido una especie de comedia policial, pero no lo es porque se deforma y se varía. Y este laboratorio de investigación consiste en eso: en la forma de deformarlo. Eso es lo que nosotros hacemos; no es una obra de teatro formal, no es un recital, no es una varieté, no es un working progress. A lo que más se asemeja es a una especie de ritual.
Mariana: Hay un vacío entre géneros y definiciones y nosotros estamos jugando en el medio de eso. Es hermoso.

¿En qué consiste ese laboratorio del que hablás?
Sagrado: Nuestro laboratorio de juegos mash up y de trabajo apunta a la búsqueda de un arte que refleje el momento del aquí y ahora, que sea totalmente contemporáneo. Y para eso la clave es que en este elenco todos son multiartistas y eso hace la diferencia. ¿Por qué casi ningún joven usa reloj? Porque es un elemento de única función. Nosotros ya no usamos eso, usamos cosas que tengan múltiples funciones. Porque tenés el celular con la hora, con la agenda, tenés Facebook. No usás un reloj porque te atrasa. Y acá es lo mismo. Hay poca gente haciendo un solo arte. La mayoría está explotando por diferentes lugares porque se democratizó todo gracias a Internet. Para crear algo que represente lo contemporáneo necesariamente no podés hacer una división. Los multiartistas representan el momento.
Mariana: Yo no podría estar haciendo ninguna otra cosa más que esto. Me pasé toda la vida sin avanzar; ni en el teatro, ni en la música, ni en la escritura, porque pensé que tenía que hacer una sola disciplina y ser buena en eso. De esa manera me fue como el orto porque necesitaba hacer diversas cosas. Hay un texto donde digo que como actriz soy buena cantante, como cantante soy buena actriz, y como poeta se nota que puedo chupar bien la pija. Y el Sucede es un lugar donde podemos hacer lo que se nos canta o por lo menos sirve cualquier habilidad que tengamos. Por ejemplo -señala a Naty, que maneja la prensa- ella se mete el puño adentro de la boca y con eso cerró un show y estuvo buenísimo.
Andy: El domingo pasado se presentó una banda increíble en La Oreja Negra. Hacían música de otro mundo. Los miraba y no lo podía creer. Eran músicos formados, de 12 años de conservatorio que nos volaron la cabeza. Pero había 20 personas, que para este lugar es como si estuviese vacío -para que te des una idea, el domingo pasado nos vinieron a ver 280 personas-. Me pongo a hablar con el dueño de acá y le digo que no puedo entender cómo hay tan poca gente viendo a esa banda zarpada. Y tiene que ver con eso que hablamos; el de la flauta traversa hace un solo tremendo todo duro mientras los demás lo ven. Entonces vos tenés una banda mirando el solo de uno. Son músicos: fin. Te quedás ahí, te quedás en eso. Si nosotros dirigiésemos esa banda los ponemos en zunga y los hacemos bailar, vienen 200 personas, porque la música era increíble, pero le cambiamos un poco el enfoque para que funcione.
Sagrado: Una cosa importantísima del Sucede es que el tipo de arte que hacemos se diferencia mucho. Explicar qué es el Sucede es muy complicado. Si no estás acá en el ritual, cuando lo querés explicar siempre algo falta, siempre no se entiende bien. Ni siquiera con los spots, que no tienen nada que ver con el Sucede. Los spots publicitarios son otra cosa: son sketches. Una cosa que sí vamos a seguir manteniendo es que por cada fecha pasa una banda independiente, que la mayoría ya tiene mucha historia y que está consolidada. Las bandas nos gustan mucho, son muy buenas. No hubo una sola banda mala. Nos enamoramos mucho de los artistas que invitamos y por alguna razón a ellos les pasa lo mismo.

Al armar todo a las corridas, ¿no les da miedo que una función salga mal?
Sagrado: El juego es hacerlo con esa rapidez y no por eso bajar el nivel de lo que se está presentando. Imaginate a tu novia artista una semana antes del estreno de su espectáculo: quiere terminar con vos, con la facultad y con todo. Tiene ataques donde te ama y después todo lo contrario. Bueno, nosotros estrenamos algo distinto todos los domingos y siempre estamos en esa semana.
Andy: También hay una fe en lo que hacemos, que la adquirimos por todo lo que hicimos anteriormente.
Mariano: Si bien siempre está el miedo de que todo fracase, por debajo hay una convicción muy fuerte en lo que hacemos. Por ejemplo, Sebakis confía más en mí de lo que yo confío y eso ayuda mucho. De todos modos, no deja de ser muy difícil lo que hacemos.
Sagrado: ¿Por qué hacemos arte? Porque nos produce vértigo y eso es vital para nosotros, nos hace felices. Siempre busqué esto y jamás en mi vida hice tanto arte ni hice algo que me produzca tanta adrenalina como lo que estamos haciendo ahora. Es imposible de pensar un espectáculo así sin esta gente y de este modo.
Andy: Lo que hacemos es algo que no podés formalizar, simplemente sucede.

Ustedes tienen muchos spots publicitarios, ¿cómo surgió la idea de hacer tantos videos?
Diego: Lo de los spots surgió de un ciclo que hacíamos con el director donde nos dimos cuenta que haciéndolos venía más público. Nos iba bastante mal con la organización y un día vino Sebakis con cinco spots que para mí son geniales. Usamos eso y algunos posteos de Facebook que iba editando, seleccionando, y así duplicamos la cantidad de gente. Pasamos de 40 a 110 personas en 5 días. Entonces nos dimos cuenta que ese sistema funciona para hacer publicidad.
Andy: Los medios se empiezan a volver obsoletos. Prendés la tele, querés ver algo y no hay nada que te importe. Estamos todo el día en Youtube y en las redes sociales, que es lo que sirve hoy en día para difundir si sos independiente y autogestivo como nosotros.

¿A qué le dicen ni a palos?
Diego: A trabajar en un banco.
Andy: A no respetar mi deseos. Antes siempre hacía las cosas por otro, ahora las hago por mí.
Mariana: Ni a palos vuelvo a comerme que yo tengo que estar en otro lado haciendo otras cosas.
Sagrado: Ni a palos paro con todo esto.

El Sucede se presenta todos los domingos de octubre a las 21.30 hs en el espacio cultural La Oreja Negra (Uriarte 1271, Palermo). Está dirigida por Sagrado Sebakis y el elenco lo completan Andy Sakkal, Mariana Bugallo, Diego Arbit, Ale Berón Diaz, Javier Dubra, Jorgelina Mandarina, Ania, Leonio, Ana Oro, Raulion, Álvaro Mugrabi, Carolina Molini, Luz García, Claudia Farías, Luzila Bucari, Tomás Larrinaga, Emiliano Romero, Naty Zonis. 

Para mirar los spots: http://www.youtube.com/sebakis