inicio > Alerta Parque Chacabuco

FALSA ESCUADRA

  • parques sin bares

Alerta Parque Chacabuco

Romina Sánchez
Agrandar fuente Achicar fuente

Vecinos, ciudadanos, recuerden que existen baños públicos dependientes del Gobierno de la Ciudad que están sobre el Parque Chacabuco (en el Centro Cultural, en el Centro Deportivo, en el bar, en el Centro de Vialidad y en las escuelas); también incluyen baño para discapacitados, ubicado al lado de la puerta del Centro Cultural Adán Buenosayres (Avenida Asamblea al 1200). No es necesario implementar bares privados para que haya baños. También hay baños subterráneos originales del Parque, que se pueden desenterrar y rehabilitar”, expresan en el barrio, por doquier, por medio de carteles que se viralizan en las redes sociales, los vecinos nucleados en la Asamblea de Parque Chacabuco, quienes desde hace semanas, domingo a domingo, se reúnen para concientizar al barrio sobre una causa que consideran importante, cuya resolución apremia: la disposición de la superficie verde del histórico parque porteño, todo un pulmón, concebido antaño como la “Córdoba chica” de esta Ciudad, bajo la proyección del paisajista Carlos Thays, y la definición de los pasos a seguir para evitar -de eso se trata la lucha- la instalación de un bar en sus terrenos. El último domingo, la asamblea ratificó el rechazo a la iniciativa gastronómica en el lugar. Que es la oposición, aclararon, a una idea del Gobierno porteño.

Es que, según los vecinos de la Asamblea de Parque Chacabuco, el Ejecutivo local “gastará 4,5 millones de pesos para el emplazamiento de un bar de 260 metros cuadrados en el predio del Parque, cuya construcción ya fue licitada. Pérdida de verde y promoción de los negocios privados a partir de la utilización del espacio público es la principal razón que esgrimen los vecinos para resistir los trabajos “que podrían arrancar en julio o agosto, en un lugar que ya perdió mucha área verde”, de acuerdo a Margarita, integrante de la asamblea. Este sería, además, el primer caso que pondría en juego lo estipulado por la ley 4.950, de instalación de locales de comidas en este tipo de terrenos.

En un comunicado, la Asamblea explica: “El Parque Chacabuco contaba con más de 20 hectáreas de espacio verde y actualmente le quedan menos de ocho: tiene 5 escuelas, la autopista (25 de Mayo), el Centro Cultural Adán Buenosayres, el polideportivo, el anfiteatro, la pista de atletismo, el natatorio municipal, la entrada del subte, una casita ocupada por un gremio, la estación saludable, el centro de vialidad, un estacionamiento privado, accesos para automóviles y cientos de caminos cementados”.

La ley 4.950, aprobada en 2014, habilita a que se construyan bares en espacios públicos, pero no obliga: la Ciudad quiere inaugurar esa norma con el Parque Chacabuco pero no lo vamos a permitir”, asegura Paula Castelli, miembro de la APC. Los vecinos no apuestan solo a las movilizaciones de cada fin de semana: también esperan que el proyecto de ley del diputado Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico), los ayude ya que, de aprobarse, haría que el Parque quede exceptuado de la ley de bares y que el GCBA tenga que dar macha atrás con la movida.

La norma en cuestión permite la instalación de bares en espacios verdes que tengan una superficie mayor a 50.000 metros cuadrados, estableciendo que en los más grandes podrán colocarse hasta cinco áreas, con una separación mínima de 200 metros entre sí. De esa forma, en total, son 60 los parques porteños que estarían en condiciones técnicas de albergar locales gastronómicos. El Parque Chacabuco, con sus 237.000 metros cuadrados, podría contener, entonces, al menos cuatro áreas de servicio.

La iniciativa del Gobierno porteño es inconstitucional, ya que los artículos 26 y 27 de la carta magna local son claros en cuanto a la preservación, incremento y restauración de los espacios que aseguren un ambiente sano”, señala Paula. Como este fin de semana habrá elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, los vecinos de la Asamblea de Parque Chacabuco convocan a marchar el domingo 12 de julio, cuando concretarán una nueva asamblea, llueva o truene.