inicio > Unidos y organizados

RUIDO DE FONDO

anteriorsiguiente
  • mariano blatt
  • mi juiventud unida

Unidos y organizados

Florencia Angilletta
Agrandar fuente Achicar fuente

El título sentencia Mi juventud unida y la foto de la portada del libro es la de un perro a orillas de una playa. En esta combinación inesperada, tan trivial como deliberada y corrosiva, se cifran algunas claves de lectura para leer la poesía reunida de Mariano Blatt: que no todo es lo que parece, que las categorías transitadas escapan a la experiencia de estos poemas, que a la crítica siempre algo se le escurre. Nacido en Buenos Aires en 1983, Blatt empezó a difundir su poesía a partir del fotolog “Nebraska Nevando” y ha escrito, entre otras publicaciones de poesía en sellos editoriales independientes, Increíble, El pibe de oro y Nada a cambio. Además, Blatt dirige -junto a Damián Ríos- la editorial Blatt & Ríos. En las más de 200 páginas de esta colección de poemas se repiten tópicos -mate, birra, porro, colectivos, bicis, chicos- y también se insertan palabras como socialista, realidad, dios. Unos versos imprescindibles dicen: “ya sabés q vas a ser cuando seas grande? / sí, tu amigo”. La figura de autor de Blatt es la de alguien que quisiéramos tener de mejor amigo: como pocos iluminados, alberga esa extraordinaria capacidad para contar cualquier anécdota con el manejo de la sutil distancia entre la pavada y la genialidad.

Mi juventud unida es una invitación para leer y releer la obra de este joven poeta -muchos de sus brillantes poemarios eran inconseguibles- en orden cronológico y secuencial, atravesando el propio ritmo poético de su década unida, desde 2005 a 2014. No es casual que la publicación sea en Mansalva, editorial que ha editado también la poesía completa de Fernanda Laguna y de Cecilia Pavón, dos referentes de la denominada “poesía de los 90” y del proyecto Belleza y Felicidad. Blatt, quizás, sea la voz que mejor reelabore esta herencia -y la de Daniel Durand-: aparente espontaneidad, relación esquizoide con el consumo y madurada politización.

Sin dudas, es un libro de poemas en especial atractivo para quienes dicen que no les gusta la poesía. Ecléctico, algunos lectores disfrutarán más de los poemas breves, otros de los más bien extensos; estarán quienes se sorprendan con los registros narrativos o con los conversacionales. Para todos, lo mejor queda para el final: dos contundentes poemas “No es” y “Ahora” que funcionan como himnos de la enumeración y que Blatt propone que los va a escribir durante toda la vida. En otro de sus poemas, también formula “la música de ahora resuelve los problemas de ahora” y son sus estrofas las que proponen soluciones, en clave literaria, a los dilemas contemporáneos. Seguramente, para quienes quieran entender la sensibilidad de estos últimos años, sus poemas resultan una obra sociológica fundamental; en especial, en hits como “Fantasmitas”, “Todo piola”, “Papelitos de locura” y “Diego Bonnefoi”. Tan social como personal, el yo poético de Mi juventud unida sintetiza un potente mix de influencias en una voz hipnótica. Por eso, un único Blatt puede existir en la cultura argentina.

mi juiventud unida

Mi juventud unida

Mariano Blatt

Mansalva

253 páginas

 

Crédito foto: Mariela Bobba/NAN