inicio > Sur / Gombrowicz / historietas / Lopetegui

RUTA 2

anteriorsiguiente
  • -Sur
  • Gombrowicz
  • historieta
  • la permanente

Sur / Gombrowicz / historietas / Lopetegui

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

Una cita con Sur

La Biblioteca Nacional, a través de su archivo digital Trapalanda, acaba de poner a disposición algunos números de la Revista Sur, publicación literaria fundada por Victoria Ocampo. La colección es provisoria y comprende ejemplares de entre 1931 y 1955. “Creo que todos los argentinos, aunque no lo sepan o aunque se resistan a declararlo, tienen con Sur una inagotable deuda de gratitud”, manifestó su directora en una carta a Borges. Solo hay una foto del Comité de Colaboración: fue tomada en 1930 en las escaleras de una casa de Ocampo -lo que hoy es la Casa del FNA- con la presencia, entre otros, del mismo Borges, Mallea, Girondo y Henríquez Ureña. En Sur también participaron grandes firmas como Ortega y Gasset, Octavio Paz, Bioy Casares y André Malraux. La digitalización de esta publicación señera es un acontecimiento relevante. Ni bien fue designado como director de la Biblioteca, Alberto Manguel prometió continuar los proyectos de digitalización de los fondos, pero no hay certezas de si este es un proyecto nacido bajo su órbita, dado que recién en junio Manguel asumirá a su cargo. Tampoco se sabe qué sucederá con las Ediciones de la BN, un gran acierto de la gestión al mando de Horacio González, que recuperó libros de Martínez Estrada, Viñas, Holmberg, y publicó facsímiles de numerosas revistas culturales. Ojalá que pronto se complete el acervo de Sur, como un fervor que aun crece.

GombrowiczGombrowicz a la calle

La figura de Witold Gombrowicz ha sido recuperada gracias a la iniciativa del equipo del Congreso Gombrowicz (CG), que por medio de diálogos críticos, presentaciones, ediciones cuidadas y lecturas, han revitalizado la presencia del autor de Ferdydurke. La reciente compilación de algunos textos suyos junto a la digitalización de material crítico sobre su obra, con artículos de César Aira, Enrique Vila-Matas o Ricardo Piglia, entre otros, es la propuesta con la que el CG inaugura un año cargado de actividades. La idea de fondo es armar una suerte de red gombrowicziana internacional, con todas las posibilidades que la web permite. En esos vínculos, el interés está puesto en el trabajo del investigador Allen Kuharski, que tiene un archivo completo sobre el teatro gombrowicziano, y la digitalización que hizo la Universidad de Yale a través de la Beinecke Rare Book & Manuscript Library. A nivel editorial, prometen El fantasma de Gombrowicz recorre la Argentina, un libro digital de cuatrocientas páginas que reúne los artículos presentados al I Congreso Internacional Witold Gombrowicz, y que va a circular de forma libre y gratuita.

historietaLa historieta, feria de maravillas

Desde enero, todos los martes puede verse en la librería Eterna Cadencia un ciclo de cómics y novela gráfica. El principal objetivo es discutir, con distintos dibujantes y críticos, cuál es la relevancia del género hoy. El martes pasado, bajo el título “Un fierro caliente”, la charla unió a los investigadores Laura Vázquez Hutnik y Oscar Steimberg, y a los artistas José Sáenz Valiente y Nicolás Zukerfeld. “Todo el tiempo pasa algo en el ambiente de la historieta pero el problema es la dificultad de entrar en ese ambiente”, señaló Vázquez. A pesar de que la historieta es un género con una historia valiosa, todavía sigue discutiéndose si se trata de un género consolidado o no. No son pocas las dificultades que tiene la historieta para ser reconocida en su faceta narrativa. En Leyendo historietas, el mismo Steimberg analiza factores negativos en el tipo de circulación. Este martes, la cita reúne a Diego Arandojo, Diego Ontivero y Fabio Blanco para dialogar sobre el trabajo del dibujante.

la permanenteItinerario de una militante

Los catorce relatos breves que conforman La permanente, primer libro de Marta Lopetegui (1955), exploran los avatares de la militancia trotskista, desde los cursos de formación, las infiltraciones, los engaños, las citas de control, las conspiraciones hasta las acciones directas: “El summum era la definición del militante, cuando el cuadro, el dirigente arrancaba diciendo: ¿dónde creen que se coloca la figura del militante? ¿Y la del militante revolucionario? Cuando la conclusión era que no estaba en ningún lado, que estaba por encima de todo, era la mística hecha oficio.” La célula como oficio y el oficio como célula es uno de los principios que acompañan los relatos: la costura y el tejido están presentes, no solo como medios de vida, sino como metáforas que operan tanto a nivel político como familiar. Las narraciones tienen la lógica de un diario: enumeraciones, listas, recuerdos, formas donde la idea de ser, pertenecer, y desplazarse están más que presentes.