inicio > El fanático de la interna del PJ

ESTEREOTIPOS

  • cafiero de la sota

El fanático de la interna del PJ

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

Se pudo haber afiliado la semana pasada en un local del Partido Solidario de Heller.

Hasta hace tres meses se definía “kirchnerista, no peronista”.

Puede ser peronista línea Gabriela Cerruti.

Putea a Sarlo, después la banca, después la vuelve a putear pero por lo general la banca.

Todavía insiste con comparar al PJ con House of Cards.

Y a Pichetto con Frank Underwood.

Siempre tiene algún dirigente peronista fetiche que idolatra de acuerdo a la temporada.

En su momento fue Díaz Bancalari.

En otro Cafiero.

No entiende bien cuál de los hijos de Cafiero es el “cumpa”.

Últimamente empezó a bancar retrospectivamente a Moreno.

Esta semana siguió muy cerca el tema del despacho de Máximo.

Ni en pedo se sabe entera la Marcha.

Empezó a leer a full La Política Online y La Tecla.

Puede ser el que en algún momento dijo que Scioli era su límite.

Habla mucho de “la conducción”.

Bancó a Randazzo bastante más de lo debido.

Dice mucho “movimiento” y “justicialismo”.

No entiende muy bien la diferencia.

Se pasó toda la semana en Google Imágenes tratando de memorizar la cara de Jorge Landau.

Siempre intenta meter -y lo hace mal- palabras como “poronga”, “culata”, “derpo”, “rosca”.

Cuando habla de la “rosca” con sus amigos confunde Urtubey con Urribarri.

Exagera su predilección por el “chori”.

No le gusta mucho pero igual pide Amargo Obrero.

Siempre que va a cenar a “Perón, Perón” o “Los Octubres” sueña con ver a algún “compañero”.

Esta semana se cambió el avatar de Twitter por un imagen de Carpani.

Anhela tener dos celulares.

Su concepción estética del peronismo se resume en la figura del marido de Mónica López.

Consume Carlos Pagni.

Le pidió la renuncia a Bossio por Facebook.

Tuitea mucho a periodistas acreditados en Congreso.

No le contesta ninguno.

“Que panqueque ehhhhhhhhh?”, tuiteó durante la tarde del miércoles.

En estos últimos meses se “reconcilió” con Jorge Asís.

Dice “populismo” más de lo que corresponde.

 

Nunca va al corso pero lo festeja.