inicio > La mina que canta con el megáfono en todas las marchas troskas

ESTEREOTIPOS

La mina que canta con el megáfono en todas las marchas troskas

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

No afina ni a palos.

Suele cantar sola (porque los compañeros no conocen la consigna).

La consigna no rima.

Usa jean ajustado.

Está muy orgullosa de los compañeros que demolieron el aula 6 en Sociales para hacer un bar.

A la preinauguracion del bar llevó una pastafrola.

Cree que cualquier iniciativa favorable a sus reclamos es producto de la lucha conjunta.

Cuando habla en los cursos, siempre se las ingenia para criticar a Cristina aunque el tema sea el conflicto en
Sudán.

Junta firmas en el pasillo de la facultad para solidarizarse con los huelguistas de Francia.

Es muy buena amiga de sus amigos.

Siempre tiene listo el equipo del mate.

Toma mate dulce

Fuma mucho.

Grita por todo.

Si el kiosquero le quiere dar caramelos en vez de monedas, grita.

Hizo terapia, pero se cansó de gritarle y largó.

Tuvo novio, pero se cansó de gritarle y lo largó.

Tiene rulos.

Nunca leyó El Capital y probablemente nunca lo haga.

Era muy buena alumna en el colegio.

Dice que no es gorila pero que “el peronismo dejó muchos vicios a los trabajadores”.

No se tiñe las canas.

Su estilo es simple: cuantos más colores y superposición en las prendas, mejor.

Le gustó León Gieco, pero ahora le da vergüenza.

En su monoambiente de Congreso no hay rasgos ni marcas de personalidad propia, sólo afiches, banderas, cañas, volantes viejos y un afiche de solidaridad con los obreros de Oaxaca.

Está perdidamente enamorada del Cabra de Las Manos de Filippi.

En enero se va de mochilera a Neuquén a conocer la experiencia de Cerámicas Zanón.

Todos los últimos eneros conoció la experiencia de Cerámicas Zanón.

Ya está pisando los 40.

Siempre aloja la esperanza de ser reprimida en una marcha.

Su familia hace años que no sabe de ella, salvo la vez que la vieron por la tele escrachando la embajada de Kirguistán.

Colaboraron: José Yapor, Quito de Belgrano y Alberto Rose.

El próximo: «El rollinga de cuarenta»

Si se te ocurre cómo describirlo, mandá tus ideas a estereotipos@niapalos.com.