inicio > Plata de los jubilados

WHISKYPEDIA

Plata de los jubilados

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

1. Definición; 2. Orígenes; 3. Implicancias políticas; 4. Cotización de la plata de los jubilados. 5. Plan gerontocrático. 

En economía de divulgación, se denomina “plata de los jubilados” a todo aquél recurso que reúne dos características: a) resulta inagotable y b) su utilización para fines no convencionales – es decir, pertenecer a los denominados jubilados – aparece como reprochable. Si bien no se trata específicamente de plata cuya propiedad es exclusiva de aquellos que han concluido con su período laboral, se ha impuesto como muletilla en la economía de divulgación, una rama de la economía que se dedica más a hablar de economía en tono grave y complejo que a comprenderla y explicarla.

Orígenes

El concepto “la plata de los jubilados” nació luego de la estatización de los fondos de pensión por parte del Estado argentino en noviembre de 2008. A partir de entonces, el dinero otrora invertido en el bingo financiero internacional pasó de ser un vil y frío metal a adquirir representación carnal en la tierna imagen de un abuelo argentino. De acuerdo a la ley sancionada por el Congreso de la Nación, ese dinero que estaba en manos de especuladores financieros pasó a manos de la Administración Nacional de la Seguridad Nacional, uno de los múltiples organismos del Estado que administra recursos. Sin embargo, en un vuelco inversamente gestaltiano, casualmente quienes representan los intereses de los anteriores dueños de esos ahorros comenzaron a definir a la totalidad de recursos con los que cuenta la Argentina como “la plata de los jubilados”, una definición del todo por una de sus partes.

Implicancias políticas

A partir de entonces, toda acción política que supusiera la inversión de recursos por parte del Estado nacional, sería inmediatamente asociada a la apropiación de recursos que anteriormente no pertenecían exactamente a los jubilados sino más bien a los especuladores financieros. De esa forma, pulularon cientos de titulares de periódicos que aseguraron que con la plata de los jubilados se realizarían todas y cada una de las obras a realizarse en territorio argentino, desde el sueldo de un administrativo (especialmente si resultaba un militante de alguna agrupación juvenil) hasta, en los últimos días, la compra entera de YPF.

Cotización de la plata de los jubilados

A partir de esta nueva concepción, la plata de los jubilados comenzó a adquirir una cotización propia, pues su monto se desconocía como el valor en bolsa de Google o Facebook. Al mismo tiempo que se especulaba con la capacidad ilimitada de los fondos de los jubilados que para la economía de la divulgación alcanzaría para comprar todo bien material y servicio que habite en el planeta Tierra, surgió una evaluación clandestina. Tal es así que pronto, en paralelo a la publicación de moneda del mercado negro que algunos medios han tomado como republicana costumbre publicar, surgió la cotización de “Plata de los jubilados con liqui” o “plata blue de los jubilados”.

El plan gerontocrático

Tesis menos comprobables sostienen que, en verdad, esta especulación acerca de la utilización de fondos de pensiones esconde tras de sí un maléfico plan cuyo objetivo es el control por parte de los ancianos del total de las empresas estratégicas del país para hacerse, luego sí, con el dominio de la Argentina. Dicho plan consiste en el futuro reclamo de los ancianos de la participación en las empresas del Estado adquiridas, según consta en los registros de los diarios más importantes del país, con “la plata de los jubilados”.