inicio > El que tuitea “¡Buen jueves!”

ESTEREOTIPOS

El que tuitea “¡Buen jueves!”

Ni a Palos
Agrandar fuente Achicar fuente

Usa Twitter para chatear.

Pide RT.

Practica el «Follow Friday».

Y el «Casual Friday».

Cree que Twitter es la extensión de la oficina por otros medios.

Dice «la ofi».

Le gusta hacer referencia a las actividades que realiza durante el día con la palabra «time» al final. Ejemplo: Almuerzo Time!

Los viernes suele subir a Facebook el video de «Friday I’m in love».

No se cuelga un rato, se «toma un break».

Usa mucho «plis», «toy» y el emoticon de la lenguita.

Puede twittear «jajaja».

Arma grupos de chat en Whatsapp que son masivamente abandonados.

Puede tener barba tipo chiva, sin bigotes.

Puede ser muy parecido al skater con panza.

Cree que Activia soluciona los problemas de «tránsito lento».

Se levanta a la mañana con C5N sólo para escuchar a Mariela Fernandez decir «feliz pre-viernes!».

Maneja un principio de sociabilidad muy particular que se expresa en el algoritmo «Seguime que te sigo».

Es, por esencia, un poco mongoreply.

Posee una cierta sensibilidad ecologicista.

Alguna vez lo votó a Gustavo Béliz.

Alguna vez militó el presupuesto participativo.

Baja muchas aplicaciones.

Le parece muy importante hablar del «nuevo modelo de negocios en la web» en cualquier reunión.

Es devoto del software libre.

Su kirchnerista favorito es Aníbal Fernández.

Tiene una alerta de Google de «Gobierno Abierto».

Cree fervientemente en el poder democratizador de Internet.

Banca a Julian Assange.

Y a Rafael Correa.

Te dice que lo único importante es que no nos quiten la alegría.

Mandó una foto al Club de la Buena Onda.

Usa bufanda en primavera.

Y el guantecito sin dedos en el gimnasio.

Cree que la profundidad del sentido se expresa en los movimientos faciales.

O sea, gesticula mucho.

Si es mujer milita la esterilización de perros y gatos.

Si es hombre puede encontrarse en un nivel evolutivo muy próximo al de Nicolás Repetto.

En ese caso, también se caracteriza por decirle «grupete» a su grupo de amigos y «la morfi» a la comida.

Toma dos litros de agua por día.

Próximo:

La que organiza una fiesta de disfraces para su cumpleaños